...........................................................................................................................................................................................................

...........................................................................................................................................................................................................
...........................................................................................................................................................................................................
...........................................................................................................................................................................................................

sábado, 21 de mayo de 2011

SI QUIERES LAS TOMAS...


...Y si no las dejas, las lentejas.

Sí, empiezo por las lentejas... Un plato facilito y humilde... Come legumbres! No seas tonto del haba!!

Todo el mundo debería saber cocinar un buen plato de lentejas. Es un plato barato y buenísimo para la salud.

La receta que voy a dar a continuación es la que yo hago en casa y que aprendí de mi madre. Las suelo hacer con chorizo, a veces dulce y otras picante, según si van a comer niños o no, pero si por casualidad no tengo chorizo, les pongo taquitos de jamón (cuanto mejor sea el jamón mucho mejor, claro).

Bueno, os cuento. Para 4 personas, lo hago así:

En una olla pongo un bote grande y uno pequeño de lentejas precocidas, enjuagadas en un colador debajo del grifo. A las lentejas les añado agua (lleno de agua los botes donde estaban las lentejas y los añado a la olla), y una pastilla de caldo concentrado, y las pongo a hervir.

Mientras, en una sartén, con el aceite frío, doy color a unas 9 o 10 almendras peladas. Cuando empiezan a ponerse marrón clarito, las saco y las reservo en un mortero. Las pongo con el aceite frío porque si se ponen en el aceite caliente, se tuestan muy rápido y se quedan crudas por dentro.
En ese mismo aceite, sofrío una hoja de laurel y una cabeza entera de ajos. A la cabeza de ajos le hago un suave corte alrededor para que el sabor del ajo salga más fácilmente. Cuando están dorados ambos ingredientes, los añado a la olla de las lentejas.

Luego pico una cebolla grande, la sofrío en el aceite anterior y la añado a la olla cuando esté bien dorada.

Si las quiero hacer un poco más lucidas, les pongo también patata a trocitos que previamente doro en el aceite, y unos trozos de huevo duro.

Mientras tanto, las almendras ya se han enfriado, así que se pican en el mortero de forma que se noten los trocitos, y... a la olla también.

El chorizo lo parto en rodajas gruesas y lo añado también, y además una cucharadita de las de café de cominos en polvo y un poco de pimienta.

Y ya sólo queda que hiervan una media hora a fuego lento.
Ah! y muévelas a menudo, porque pueden pegarse!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario